La imagen es una generalización, en realidad hay casos en que una madre abandona a sus hijos o que el padre es quien impide que vean a su mamá. Por desgracia los que pierden son los más indefensos. Esto acarrea los siguientes traumas que como tantos estudios demuestran con la Custodia Compartida se evita

LA PÉRDIDA DE UN PADRE por divorcio es más traumática que el mismo divorcio y más traumática y duradera que la pérdida por muerte

(J.WALLERSTEIN y J.KELLY, ” Surviving the Breakup, 1976)

LA AUSENCIA DE PADRE tiene un aspecto negativo en el desarrollo de la sexualidad, la culpa y la autoacusación son inamovibles y llevan al estancamiento en el desarrollo y madurez y pérdida de autoestima
( BILLER, V.SATIR, Revista Terapia Familiar, año iX Nº 15, 1986)

Para que los niños puedan observar el mundo como algo confiable, necesitan experimentar continuidad y predictibilidad en ellos mismos (reflejada a través de otros) y su relación con otra gente, necesitan sentir que una experiencia real no puede desaparecer así simplemente.

Las seguridades verbales acerca de la estabilidad de las relaciones no ayudan en la desconfianza, sólo la experiencia de vida da confianza.
(GLORIA AUER, “Contacto con el progenitor ausente después de la separación o el divorcio, Un recurso terapéutico “, Revista Terapia Familiar, año IX, Nº15)

 

 

 

Por favor ayúdanos a crecer
Categories: Información General

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *