Cuantos miles de padres seguimos esperando respuesta en miles de procedimientos que siguen amontonados en algun juzgado de este pais, como es posible que puedan pasar ya no solo meses sino años en que la justicia nos de una respuesta.
 
Cuantos años perdermos sin poder tener el derecho de estar en un contacto fluido con nuestros hijos, esos niños que es ahora cuando mas nos necesitan.
¿Cuantos padres tenemos recurrir sentencias por que en los juzgados de primera instancia los jueces no estan preparados para resolver asuntos de familia?, la mayoria de las sentencias no son mas que “copio y pego”, la decision mas importante para un padre y sus hijos  se juzga en 20 minutos sin ningun tipo de garantia en muchos casos, por falta de tiempo, por inercia, por hastio, por falta de profesionalidad, por ideologias contaminadas.
 
¿Cuantos jueces ni siquiera se toman la molestia de leer las pruebas documentales que se aportan al procedimiento, que garantias tenemos.?
 
Los juzgados de familia se convierten en ruletas donde segun en el juzgado  o juez que caigas  son mas propensos a dar custodias monoparentales o compartidas, y digo yo ¿es esto justicia?, como es posible que un señor que ha estudiado una oposicion decida en 20 minutos la decision mas importante de tu vida y pueda separarte años sin estar en contacto fluido con nuestros hijos, sin saber realmente nada de lo que hay detras.
 
¿Estan relmente los jueces de familia preparados?, ¿existe un criterio comun ?
 
Como es posible que la justicia sea tan lenta en temas de familia, como es posible que un asunto laboral tarde la mitad o menos que un juicio de familia, nuestros hijos son el motor de la sociedad y mientras la justicia no le otorgue la importancia que tienen no prosperaremos jamas.
 
La verdadera medida del progreso de una nación es la calidad con que atiende a sus niños.
Un año esperando a que otro juzgado remiende lo que hizo el anterior, mi hijo no puede esperar, el sigue creciendo y yo me lo sigo perdiendo.
La justicia lenta no es justicia.
 
Por favor ayúdanos a crecer
Categories: Artículos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *