En esto días se están incrementado las acciones promovidas por varias asociaciones solicitando la custodia compartida como un derecho del menor a seguir relacinándose con sus dos padres. Quizás porque la anunciada ley que el ministro Alberto Ruíz Gallardón prometió en junio, y que se incluía en su programa electoral, no esté aún en la calle y que los hijos crecen, está provocando cierto desánimo entra los ciudadanos que creyeron aquel 19 de junio de 2012 que este gobierno SÍ pensaba en los más necesitados, los niños, y no en los intereses de padres o madres ya adultos. Y así nos lo expresan a la hora de solicitarnos dónde pueden firmar. Estas son algunas que hemos podido documentar de las que este fin de semana se han tenido en Andalucía

Así pues, el sábado 6 de abril, en la Plaza del Campillo de Granada tuvo lugar un sábado más la concentrión periódica que recopiló más de 200 firmas, gran cantidad de gente se pasaba por la mesa a pedir información sobre como se artícula o como podría adaptarse a cada uno de sus casos. El día acompañaba pues al fin, después de varias concentraciones bajo el agua, se pudo además disfrutar de un bonito día primaveral


Por otro lado, en la localidad de la Zubia, también en Granada, el domingo 7 de abril se participó en una carrera a pie donde algunos portaban el chaleco reivindicando tal derecho de los menores. 


Y en Úbeda, Jaén, en la Plaza de Andalucía, tuvo lugar también el domingo 7 de abril una concentración multitudinaria. Al acto acudieron por parte de UPyD Luís Carlos de la Torre Palación y también Francisco Román Correro, como miembro de Úbeda Ciudad Habitable, que apoyaron la iniciativa y mostraron toda su disposición a la causa. 

Y también en la media maratón de Málaga se pudo ver a algunos padres corriendo con sus hijos reivindicando el dercho de estos a seguir relacionandose con sus papás

 

 

Pero sin duda, de todo lo positivo de estas concentraciones, no podemos olvidar, y aún nos conmueve, la cara de un crío de unos diez años que se acercó el sábado para preguntar que si podía firmar. Le dijomos que no pues tenía que ser mayor de edad y la respuesta nos dejó perplejos “mi padre y mi madres están separados y yo quiero estar con los dos, quiero la custodia compartida”. Tanta madurez en un crío de tan sólo 10 años.

También venía gente que mostraba su disconformidad, pero que tras explicarle que no se trata como tanta gente critica una excusa para dejar de pagar la pensión o una forma de venganza en otros casos, al final, charlando abiertamente entendían que eso, no sólamente no era lo habitual, sino que además lo condenábamos enérgicamente. Sólo hablamos de padres que quieren seguir siéndolo tras la separación, implicarse en las vidas y educación de los hijos. Al final nos firmaban y mostraban su apoyo, despidiéndose con un “suerte, ojalá lo consigáis”.

Por favor ayúdanos a crecer
Categories: Información General

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *