El padre o la madre que influye en su hijo contra el otro de los progenitores, así como el que crea entre ellos barreras y distancias – físicas o morales- obra contra la naturaleza y cercena la más genuina expresión espiritual de la persona, por lo cual comete una incalificable falta contra la familia y contra la sociedad, que no puede quedar impune ante el derecho

Por favor ayúdanos a crecer
Categories: Información General

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *