La concejala de Mujer e Igualdad del Ayuntamiento de Andújar, Rosa María Fernández de Moya, participa esta tarde en la mesa redonda “Custodia compartida, un derecho de menor”, que tendrá lugar a las 19.30 en el Palacio de los Niños de Don Gome.

 

Se trata de un acto organizado por el colectivo Granada por la Custodia Compartida Ya, con la colaboración de la Concejalía de Mujer e Igualdad.

Rosa María Fernández de Moya se sensibiliza con el movimiento ciudadano en este campo, en el contexto del I Plan de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres, en el desarrollo de su primer y tercer eje.

La concejala destaca que los citados ejes están destinados a la Igualdad de trato y oportunidades entre mujeres y hombres y atención a las necesidades, además de a acciones de sensibilización y prevención.

Entre sus objetivos figuran proyectar una imagen igualitaria de hombres y mujeres y fomentar, a través de la imagen, cambios sociales que mejoren la igualdad de oportunidades.

El plan municipal trabaja también por concienciar a la sociedad de la necesidad y beneficios para tod@s que reporta la igualdad de oportunidades, realizar campañas de sensibilización en materia de coeducación, corresponsabilidad, denuncia de discriminaciones o denuncia ante la “doble jornada”.

Asimismo, pretende visibilizar a hombres referentes en las diferentes acciones para favorecer la implicación de más hombres en la igualdad de oportunidades. Respecto al actual debate para fomentar la custodia compartida, la concejala defiende la prioridad del cuidado del menor y la protección de sus derechos.

“Estamos convencidos de que la situación actual en el cuidado de los hijos, en lo que a medidas y acuerdos se refiere, requiere nuevos enfoques que lejos de separar a los hijos e hijas de sus padres y madres, deben buscar solución a la continuidad de las relaciones afectivas entre los progenitores y sus hijos”, agrega.

Para Rosa María Fernández de Moya “es hora de afrontar la separación y el divorcio como un vínculo en el que la relación se mantiene, relación en la que se entiende, atiende y protege a los hijos”.

La concejala se manifiesta a favor de la custodia compartida “porque creemos que compartir responsabilidades supone buscar fortalezas para mejorar la relación que de antemano es difícil de afrontar, no solo para los adultos involucrados, sino también para los niños”.

Hablamos por tanto de una fórmula que busca que no se resienta la estabilidad de ninguno de los afectados, consiguiendo con ello, la estabilidad emocional necesaria, para continuar con un nuevo proyecto de vida, no sólo con sus padres, también con los hermanos, abuelos y tíos”.

La concejala hace hincapié en que la custodia compartida reduce el fracaso escolar, carencias afectivas y conflictividad entre los padres. Permite al menor desarrollar su correcta socialización y una mentalidad más abierta y menos intransigente ante la ruptura de sus padres, al mantenerse una continuidad en la vida familiar.

En el campo de la atención de menores, la Concejalía trabaja desde su departamento de Psicología para atender a menores víctimas de violencia de género, con el Punto de Encuentro Familiar y a través del Aula de Conciliación de la vida familiar y laboral. “Desde el punto de vista de la aplicación de la igualdad de oportunidades y condiciones entre mujeres y hombres, entendemos que trabajar por la igualdad, es cambiar no solo el rol tradicional femenino, sino también el rol tradicional masculino”, explica.

Para ello, en su opinión hacen falta leyes igualitarias y ceder espacios feminizados para que sean ocupados por hombres, como es la crianza, la educación de los hijos y los cuidados del hogar. “Debemos favorecer la igualdad, desde la corresponsabilidad, y la custodia compartida va a dar a ambos la oportunidad de alcanzar la igualdad dentro del proceso de separación y divorcio”, señala Rosa María Fernández de Moya.

Por último, cree que no hay que olvidar la perspectiva de los derechos de la mujer, y en este contexto, la custodia compartida favorece la integración social y económica de la mujer, así como su desarrollo laboral, con todo lo que ello significa, ya que el cuidado exclusivo de los hijos limita, en gran medida, sus oportunidades y, por tanto, sus condiciones.

http://www.lavozdejaen.net/provincia/2121-rosa-maría-fernández-de-moya.html

Por favor ayúdanos a crecer
Categories: En positivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *