La semana pasada hablábamos de la reforma de la custodia compartida, pues el nuevo ministro de justicia anuncia un nuevo proyecto en cuya elaboración van a trabajar las próximas semanas. De nuevo hemos notado que la preocupación y las dudas nacen en todos aquellos que están atravesando una ruptura o que ya han pasado por un procedimiento judicial y tienen un régimen de custodia y visitas establecido y funcionando en la actualidad. Lo que para unos es temor para otros son esperanzas de un cambio que puede beneficiarles, por eso es un tema tan delicado a la par que complejo.

El mensaje por el momento no puede ser otro que la calma. De la reforma ahora mismo, tras el cambio de ministro, no conocemos más que las pautas generales, pero en cualquier caso, un cambio legal no implica cambios en las medidas ya establecidas de un modo automático e inmediato.

Todos aquellos que consideren que los cambios legales pueden beneficiarles, si quieren establecer un nuevo sistema de custodia en su familia, deberán iniciar un procedimiento judicial para ello y en el curso de mismo se analizarán las circunstancias concurrentes y se buscará de forma prioritaria el interés de los menores. No todas las circunstancias familiares son favorables para una custodia compartida y lo lógico es pensar que los juzgados no van a concederlas cuando no sea materialmente posible o ambos progenitores no estén capacitados para encargarse de sus hijos. Tampoco hay que pensar que la custodia compartida vaya a implicar la desaparición de las pensiones alimenticias, pues se tendrán que valorar las circunstancias económicas de cada caso.

Así que no hay que pensar que la reforma legal vaya a implicar cambios radicales e inmediatos, aunque sí supondrá un cambio de tendencia que con el tiempo y a medida que la sociedad continúe su imparable evolución se irá notando paulatinamente

http://blogs.elcomercio.es/cuervoalfageme/2014/10/27/preocupacion-ante-la-futura-ley-de-custodia-compartida/

Por favor ayúdanos a crecer
Categories: Información General

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *