La doctora Meeker demuestra que un factor determinante para que las jóvenes se conviertan en mujeres seguras y equilibradas es un padre fuerte que ejerza su papel con amor, cariño y confianza.

Padres fuertes, hijas felices

Padres fuertes, hijas felices revela:

  • – Hasta qué punto los consejos y el testimonio vital de los padres influye en vida de las hijas. Desde el uso de drogas, alcohol y tabaco a la autoestima, el equilibrio emocional, o al modo de relacionarse con los chicos.
  • – Porqué las chicas dependen del cariño y de la compañía de sus padres, incluso más allá de sus años universitarios.
  • – La receta para el desastre: la idea de que las chicas “necesitan cometer sus propios errores y aciertos”.
  • – Cómo comunicarse con su hija, y cómo no hacerlo.

 

En una época en la que cada vez se insiste más en “difuminar” la distinción natural entre el papel del padre y de la madre, en que da igual si la familia está compuesta por dos padres o dos madres, o si es monoparental, este libro demuestra que el rol de padre es bastante más influyente de lo que muchos hombres imaginan. Además de la relación maternal, las hijas necesitan del apoyo que sólo un padre puede dar, y si los padres están dispuestos a seguir los consejos de la doctora Meeker sobre cómo educar a sus hijas, su recompensa será excepcional.

Por favor ayúdanos a crecer
Categories: Libros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *