Una sentencia del Tribunal Supremo sienta jurisprudencia al otorgar la custodia compartida a un padre al que le había sido denegada en la Audiencia Provincial de Pontevedra ► Cada vez más hombres separados solicitan más tiempo con sus hijos

Un padre sostiene a su hijo en una de las calles de Pontevedra. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Un padre sostiene a su hijo en una de las calles de Pontevedra. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Antes era una vergüenza que un padre pasease con el carrito de su hijo por la calle, hoy eso ha cambiado“, explica Antonio Montes, uno de los portavoces de la Asociación de Pais e Nais Separados. Lleva años implicado en la lucha por adquirir la custodia compartida –que implica que los menores pasen el mismo tiempo con cada uno de sus progenitores, ya sea por periodos semanales, mensuales semestrales o anuales– y ha visto cómo cada vez los padres reclaman más su derecho a disfrutar de la compañía de sus hijos a través de la custodia compartida. Y recalca que “no es un derecho de los padres, sino de los hijos, que no tienen por qué prescindir de ninguno de sus progenitores“, al tiempo que añade que los padres ya no quieren un régimen de visitas, sino que “queremos ser parte de sus vidas”.

 

El Tribunal Supremo acaba de pronunciarse sobre este asunto en una sentencia con raíces pontevedresas en la que sustituye las visitas puntuales durante la semana y fines de semana alternos por un régimen de custodia compartida, lo que implica que el menor estará una semana con su madre y otra con su padre.

 

http://diariodepontevedra.galiciae.com/noticia/513926/no-quiero-visitas-quiero-ser-parte-de-su-vida

Por favor ayúdanos a crecer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *